domingo, 18 de noviembre de 2012

SEAN CONNERY: LA LEYENDA "BOND"

El actor escocés, nacido en Edimburgo el 25 de agosto de 1930, fue el primero en
encarnar la idenidad del agente secreto 007.Su interpretación de James Bond le confirió
una auténtica fama mundial, que le abriría camino en la industria cinematográfica de
Hollywood.

Sean Connery en su papel de James Bond

Thomas Sean Connery era hijo de padre católico, dedicado a la conducción de camiones,
y de madre protestante y trabajadora en el sector de la limpieza. Tras ejercer como
repartidor de leche, Connery se alistó en la Marina Real Británica, donde permaneció
una breve temporada hasta que fue relegado de su posición a causa de una afeccion
médica de índole hereditaria (úlcera péptica duodenal) obteniendo, no obstante, su
licenciatura militar.
Posteriormente, efectuó numerosas labores de naturaleza muy diversa y algunas de las
cuales le reportaron elevados beneficios económicos, tales como su participación en
competiciones de culturismo a la edad de 18 años, o sus intervenciones en el ámbito
futbolístico hasta los 23 años. Sin embargo, su ingreso en la producción musical
 "South Pacific" y su colaboración entre bastidores en el King's Theatre, despertaron su
interés por el mundo de la escenificación y la dramaturgia del cine.
En 1957 realizó sus primeros papeles, pero no fue hasta 1962 cuando se presentó su
verdadera oportunidad de lograr el reconocimiento como gran cineasta. Elegido para
interpretar al personaje protagonista en la película Agente 007 contra el Dr.No,
Connery debía enfundarse el disfraz de James Bond y llevar a cabo una misión de
investigación que le conduciría hasta Jamaica. El asesinato de un agente especial
británico y su secretaria desencadenan una red de búsqueda que dirigen al espía hasta
la guarida del Dr. No (Joshep Wiseman).



Ante la enorme aceptación pública de la película, se dedicieron realzar varias secuelas
más que fueron protagonizadas también por Sean Connery: Desde Rusia con amor
(1963), Golfinger (1964), Operación Trueno (Thunderball, 1965),
"Sólo se vive dos veces" (1967),  Diamantes para la eternidad (1971).
En 1969 se llevó a cabo la elaboración de una nueva adaptación fílmica de la saga
(Al Servicio Secreto de su Majestad), sin embargo, en dicha ocasión el personaje de
James Bond fue interpretado por George Lazenby. El motivo principal se erigió de la
aparente necesidad del actor escocés por zafarse del prototipo de héroe de acción
en el que permanecía encasillado.
Dos años más tarde realizó su última película como James Bond. A pesar de su
esfuerzo y constancia por demostrar su valía y cualidades para desempeñar papeles
muy diferentes, no sería hasta la década de los 90, cuando se empezase a reconocer
su versatilidad interpretativa.
Las películas de James Bond trajeron graves conflictos y críticas contra el personaje
de ficción y el propio Sean Connery, por definirse como sexistas, violentas y de
concepción sumisoria en referencia al papel de las mujeres.
Una vez sustituido por Roger Moore en el papel de James Bond, Sean Connery
continuó prestando su voz para los videojuegos del agente secreto 007,
protagonizando además, una nueva  producción del espía británico en 1983, titulada
"Nunca digas nunca jamás" efectuada por Warner Bros, pero que, en contraposición
con las anteriores, no obtuvo gran éxito.
El actor originario de Fountainbridge (Edimburgo) reconoció la importancia de
James Bond en su vida y en su carrera profesional: "Este personaje me ha concedido
mucho, me ha enseñado a afrontar mejor las críticas y siempre formará parte de mi".
Transcurrida su etapa de heroicidad encubierta bajo la máscara del agente 007, Sean
Connery continúo teniendo un gran reconocimiento y participación en películas que
perduran en la historia del cine, tales como Asesinato en el Orient Express ,
El nombre de la Rosa, Los Intocables o La Roca, entre otras.
Ganador de un Óscar como mejor actor secundario por la película
Los Intocables de Eliot Ness, fue condecorado con el título de Sir por la reina de
Inglaterra, Isabel II.

Sean Connery (2008)
 En la actualidad, el actor de 73 años permanece felizmente casado con su mujer Micheline Roquebrune, con quien mantiene una relación desde 1975. Ambos poseen su residencia en Nassau (Bahamas).El aférrimo defensor de Escocia se encuentra en plena forma y por el momento, dice no tener la intención de abandonar una profesión que tanto le ha regalado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada